8 recomendaciones para mejorar tu lenguaje corporal

 

Te invitamos a ponerte a prueba en la próxima reunión de Toastmasters, para participar regístrate aquí. Si tienes alguna duda escríbenos a comunicacion@toastmasters.org.uy

 

Te dejamos algunos tips para mejorar tu lenguaje corporal y sentirte más cómodo a la hora de hablar en público.

 

  1. Diseña movimientos programados.Cuando estés diseñando tu presentación debes hacer anotaciones de aquellos gestos y movimientos que te pueden ayudar a reforzar algunos puntos importantes. Esto no significa que al llegar a esa parte de tu presentación tengas que hacer el movimiento planeado, pero te ayudará a tener más recursos preparados, sobre todo trata de ser espontáneo. No es recomendable cruzar los brazos o tener las manos en los bolsillos, también hay que controlar el exceso gestual y transmitir naturalidad.

 

  1. Relaja tu cuerpo.Un cuerpo lleno de tensión se nota y afecta totalmente lo que estás expresando. Recuerda que a mayor relajación, mayor libertad de movimientos, mayor expresividad y mayor espontaneidad. Así que antes de empezar a hablar respira y permite que tu cuerpo se relaje un poco.

 

  1. Disfruta y entusiásmate.Si te permites disfrutar de tu presentación, tu cuerpo expresará esa plenitud. Cuando estás entusiasmado y haciendo algo divertido es cuando la espontaneidad surge y te hace sentir plenamente confiado para transmitir lo que piensas y sientes.

 

  1. Si se cuenta con atril, es recomendable separar las piernas ligeramente (para evitar cansancio) y no ocultar las manos detrás de él. En caso de no contar con atril, debes moverte de forma natural dominando el espacio escénico.

 

  1. Debes evitar darle la espalda al público. En el caso de que tengas que girate para indicar algo en la pantalla, no puedes perder el contacto visual con el público de forma continuada. Esto también permitirá comprobar si el público está entendiendo los datos o se requiere profundizar en la información.

 

  1. Aunque la manipulación de objetos sirve para aliviar tensiones, intenta no jugar con ellos ni caer en tics gestuales.

 

  1. No debes fijar la mirada en una sola persona o punto del auditorio. La mirada es un medio de conexión entre emisor y receptor, pero debe abarcar a toda la audiencia, cambiando la mirada de una a otra persona constantemente.

 

  1. Si la persona que está escuchando adopta la misma posición corporal que el tú y asiente moviendo la cabeza, son síntomas evidentes de su alianza contigo y con tu exposición. En este caso, se recomienda buscar a estas personas para apoyar en ellas la exposición y ganar así confianza al principio de la exposición (se recuerda, como mencionamos anteriormente, que luego es recomendable cambiar la mirada de una a otra persona), añaden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*