Tomamos un café

30 de setiembre

La bienvenida de la última reunión de TM estuvo a cargo de Adolfo Folle, quien con el carisma que lo caracteriza, contó cómo fueron sus inicios en el club, y como gracias a TM fue venciendo los miedos de hablar en público. La Toastmasters del día -quien llevó el hilo conductor de la reunión- fue Florencia Racioppi.

Un libro de los poderosos

descargaUn ejercicio común en Toastmaster es la presentación de un libro, película y su autor. Se trata de una charla breve que motiva la lectura o plantea notas de color. Juan Banquero presentó “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo un escrito inspirado en el principado de los Medici durante el Renacimiento en Florencia, Italia. Lo contó con mucha pasión y detalles sumando la propia visión y el contexto en el que fue escrito el libro. Les dejamos este link para quien quiera leer el libro: http://www.ciudadoriental.com/elprincipe.pdf

Tomemos un café y pensemos qué comemos

Con innovación en nuestra dinámica de reunión estamos explorando técnicas participativas. En esta ocasión DSC_0195realizamos un World Café, una forma organizada de provocar el compartir ideas sobre un tema. Se busca lograr un proceso creativo que genere un diálogo colaborativo, donde se comparta el conocimiento y se llegue a significados en común. En este link podrás ver cómo funciona esta dinámica: http://www.theworldcafe.com/
Para la realizar la dinámica, nos movimos de nuestro salón habitual, lo que nos llevó a conocer un poco más el Castillo Pittamiglio. Subiendo una pequeña escalera ubicada al lado del escenario del salón, el Castillo nos muestra nuevos lugares, inexplorados por los participantes del club.

Veganismo

DSC_0255Esta dinámica requiere de un facilitador por cada mesa de discusión y la designación de un participante que asuma el rol de registro de los resultados de la discusión. Rodrigo, nuevo integrante del Club, asumió un rol de secretario de una de las mesas del WC, desempeñándose en forma sobresaliente. Felicitaciones Rodrigo!!

Sorpresa

Algo anecdótico y sobresaliente fue que al momento de presentar conclusiones advertimos que un participante era vegano y otro vegetariano y se encontraron cómodos debatiendo su postura. Esto pone en valor el intercambio organizado, plural y respetuoso que propone el World Café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*