Camino de Comunicación Competente

 

El manual de Comunicación Competente de Toastmasters,  es una guía práctica para convertirte en mejor orador. Contiene 10 proyectos, cada uno diseñado para desarrollar habilidades de oratoria paso a paso. Cada proyecto está basado en lo que se ha aprendido en el proyecto anterior, razón por la cual se deben presentar los discursos en orden numérico.

Aprenderás como formular, expresar y vender tus ideas a ti mismo con ecuanimidad y confianza. Mejorarás tu capacidad para escuchar, evaluar tus ideas de otros y aprenderás habilidades de liderazgo. A lo largo del camino, presentarás a los oradores, dirigirás las sesiones y desempeñarás otros papeles que te darán mucha práctica en una diversidad de experiencias de comunicación. Pero tu mayor aprendizaje vendrá de la preparación y presentación de discursos basados en los proyectos.

¿Cuáles son los proyectos?

 

PROYECTOS

RESUMEN EJECUTIVO

OBJETIVOS

TIEMPO

1. “El Rompehielos” Para tu primer proyecto de oratoria, te presentarás a los miembros del club y les darás alguna información acerca de tu vida, intereses y ambiciones. Practica dando tú discurso a amigos o familiares e intenta hacer contacto visual con algunas personas de tu público. Puedes usar notas durante tu discurso si lo deseas. – Comenzar a hablar ante un público- Descubrir las habilidades de oratoria que ya posees y las habilidades que necesitan 4 a 6 minutos
2. “Organiza tu discurso” Un discurso bien organizado es esencial si tu público debe seguir y entender tu presentación. Debes dedicarle el tiempo a unir tus ideas en forma ordenada. Puedes organizar tu discurso en diferentes formas: escoge el esquema que mejor se adapte a tu tema. La introducción debe captar la atención del público, el desarrollo debe apoyar la idea que quieres transmitir y la conclusión debe reforzar tus ideas y ser digna de ser recordada. Las transiciones entre pensamientos deben ser directas. – Seleccionar un esquema apropiado que permita a los oyentes seguir y entender fácilmente tu discurso.

– Transmitir tu mensaje con claridad, directamente con material de apoyo contribuyendo a dicho mensaje.

– Utilizar las transiciones apropiadas cuando pasas de una idea a otra.

-Crear una sólida introducción y conclusión

5 a 7 minutos
3. “Ve directo al punto” Todo discurso debe tener un propósito general y uno específico. Un propósito general es informar, persuadir, entretener o inspirar. Un propósito específico es lo que quieres que haga el público después de escuchar tu discurso. Una vez que hayas establecido tus propósitos generales y específicos, encontrarás fácil organizar tu discurso. También tendrás más confianza, lo que te hace más convincente, entusiasta y sincero. Por supuesto, mientras más organizado es el discurso, mayor probabilidad hay de que logres tu propósito -Seleccionar un tema para el discurso y determinar sus propósitos generales y específicos.

-Organizar el discurso en la forma que mejor logre esos propósitos.

-Asegurar que la introducción, desarrollo y conclusión refuercen los propósitos.

-Proyectar sinceridad y convicción y controlar cualquier nerviosismo que puedas sentir.

Intenta no usar notas.

5 a 7 minutos
4. “Cómo decirlo” Las palabras son poderosas: Transmiten tu mensaje e influyen en el público y en la percepción que tienen de ti. El escoger las palabras y el orden de las mismas necesitan tanta atención como la organización y el propósito del discurso. Selecciona palabras claras, exactas, descriptivas y cortas que comuniquen mejor tus ideas y ordénalas eficaz y correctamente. Cada palabra debe agregar valor, significado e impacto al discurso. – Seleccionar las palabras y estructura de oración correctas para comunicar tus ideas en forma clara, precisa y vívida.

-Usar mecanismos retóricos para realzar y enfatizar ideas.

-Eliminar la jerga y palabras innecesarias. Usa la gramática correcta

 

5 a 7 minutos
5. “Tu cuerpo habla” El lenguaje corporal es una parte importante de la oratoria porque realza tu mensaje y te da mayor credibilidad. También ayuda a liberar cualquier nerviosismo que puedas sentir. La postura, el movimiento, los gestos, las expresiones faciales y el contacto visual ayudan a comunicar tu mensaje y a lograr el propósito de tu discurso. El lenguaje corporal debe ser directo, natural y transmitir el mismo mensaje que tus oyentes escuchan. -Usar la postura, el movimiento, los gestos, las expresiones faciales y el contacto visual para expresar tu mensaje y lograr el propósito de tu discurso.

-Hacer que tu lenguaje corporal sea directo y natural.

5 a 7 minutos
6. “Diversidad vocal” Tu voz tiene un importante efecto en el público. Una voz animada y excitante atrae y mantiene la atención del público. Una voz al hablar debe ser placentera, natural, enérgica, expresiva y fácilmente escuchada. Usa el volumen, tono, velocidad y calidad así como también las pausas apropiadas para reflejar y agregar significado e interés a tu mensaje. Tu voz debe reflejar los pensamientos que estás presentando. – Usar el volumen, tono, velocidad y calidad de la voz para reflejar y agregar significado e interés a tu mensaje.

– Utilizar pausas para realzar tu mensaje.

– Usar la diversidad vocal directa y naturalmente

5 a 7 minutos
7. “Investiga tu tema” Tu discurso será más eficaz si puedes apoyar tus puntos principales con estadísticas, testimonios, historias, anécdotas, ejemplos, ayudas visuales y hechos. Puedes encontrar este material en la Internet, en una biblioteca y en otros lugares. Utiliza la información obtenida en numerosas fuentes y apoya cuidadosamente los puntos de apoyo con hechos, ejemplos e ilustraciones específicas, en lugar de solo con tus propias opiniones. – Recoger información acerca de tu tema consultando con numerosas fuentes.

– Apoyar cuidadosamente tus puntos y opiniones con hechos, ejemplos e ilustraciones específicas a través de la investigación.

5 a 7 minutos
8. “Siéntete cómodo con las ayudas visuales” Las ayudas visuales ayudan al público a entender y recordar lo que oyen; son una herramienta valiosa para los oradores. Las ayudas visuales más populares son las que están basadas en computadora, diapositivas de retroproyector, rotafolios, pizarras blancas y ayudas didácticas. El tipo de ayuda visual que escoges depende de varios factores, incluyendo la información que deseas mostrar y el tamaño del público. Las ayudas visuales deben ser apropiadas para tu mensaje y el público y se deben desplegar correctamente con facilidad y confianza. – Seleccionar ayudas visuales que sean apropiadas para tu mensaje y el público.

– Usar las ayudas visuales correctamente con facilidad y confianza

5 a 7 minutos
9. “Persuadir con poder” La capacidad de persuadir a las personas – haciéndolas entender, aceptar y poner en práctica tus ideas – es una valiosa habilidad. Tus oyentes tendrán mayor probabilidad de ser persuadidos si te perciben como una persona de confianza, si usas lógica y emoción en tu apelación, si estructuras cuidadosamente tu discurso y si apelas a sus intereses. Evita usar notas ya que pueden hacer que los oyentes duden de tu sinceridad, conocimiento y convicción. – Persuadir a los oyentes de adoptar tu punto de vista o ideas o de tomar alguna acción.

– Apelar a los intereses del público.

– Usar la lógica y la emoción para respaldar tu posición.

Evitar el uso de notas.

5 a 7 minutos
10. “Inspira a tu público” Un discurso de inspiración motiva al público a mejorar personal, emocional, profesional o espiritualmente y confía firmemente en la apelación emocional. Agrupa al público en un ambiente de camaradería y deseo compartido, desarrolla el entusiasmo del público, luego propone un cambio o plan y apela al público a adoptar este cambio o plan. Este discurso durará más que los anteriores, de manera que haz arreglos anticipadamente con tu vicepresidente de educación para tiempo adicional – Inspirar al público apelando a causas nobles y desafiar al público para lograr un mayor nivel de creencias o logro.

– Apelar a las necesidades y emociones del público usando historias, anécdotas y citas para agregar drama.

Evitar el uso de notas.

8 a 10 minutos